Nuestro colegio continúa avanzando en el Torneo de Morfología

por | 11 Nov, 2020

Ocho estudiantes del Ciclo Mayor tomaron la bandera de representar a nuestro Colegio en el primer Torneo Escolar de Morfología, organizado por la Universidad Central. Se trata de Francisca Carrasco (III Medio A), José Tomás Samaniego (III Medio B), Matilde Rath (III Medio B), Ignacio Cerda (IV Medio A) y Lukas Lindemann (IV Medio B); a quienes vemos en la foto junto a su profesora Carolina Castro, y que continúan en competencia, clasificados(as) a los cuartos de final.

También participaron  Macarena Treuer, de III Medio B, que alcanzó los octavos de final, Miguel Ángel Álvarez (III Medio B) y Joaquín Cortés (III Medio A)

Desde octubre y hasta diciembre de este año se está desarrollando esta instancia, iniciativa del Instituto de Investigación e Innovación en Salud de dicha universidad, junto a la Fundación Club Ciencias Chile.

Hablamos con nuestros(as) representantes en la competencia, respecto de sus aprendizajes, el trabajo en equipo y el apoyo que han tenido de parte de la comunidad en este proceso. Para Miguel Ángel Álvarez, por ejemplo, ésta «ha sido una experiencia inolvidable». “Aprendí que da lo mismo pasar o no pasar, sino que uno tiene que estar para los compañeros y tiene que estar apoyando siempre”, nos comentó.

Otro punto sobre el que les preguntamos, fue de qué manera la participación en el torneo es un aporte para su formación en esta área. En este sentido, Ignacio Cerda destaca que «competir con personas que saben tanto como tú sobre un mismo tema, es muy emocionante”.

Los alumnos y alumnas coinciden en que ha sido una competencia compleja, porque el nivel de los representantes de los demás colegios es bastante alto. “La competencia la veo súper complicada porque es mucha materia, abarca mucho contenido y siento que cada vez es más específica porque el nivel de todos los colegios ha sido muy bueno”, dice Matilde Rath. “Ha sido difícil, porque los participantes del torneo son de alto nivel. Tuvieron que agregarle dificultad a las pruebas porque se esperaba un poco menos; las expectativas eran más bajas”, agrega José Tomás Samaniego. 

«Tenía otra noción de como se iba a competir. Creí que me entregarían una prueba, pero todo era más interactivo entre el moderador y los participantes», cuenta Lukas Lindemann. «La competencia no se ve fácil, pero tampoco imposible; hay que seguir dándolo todo para demostrar nuestro conocimiento».

En otro punto en el que coinciden nuestros(as) estudiantes es cuanto al apoyo de sus profesores(as) y de la comunidad del colegio en general. En esta línea, destacaron la labor de su profesora, Carolina Castro, quien ha preparado presentaciones y clases especiales para perfeccionar los conocimientos.

“El ambiente entre nosotros y con la profesora, ha sido de compañerismo. Nos hemos apoyado mucho y todos estamos muy comprometidos; lo hemos pasado muy bien”, señaló Francisca Carrasco. “Estoy muy agradecida de esta oportunidad de aprender nuevas cosas, y también estoy agradecida por el apoyo, dedicación y tiempo que le ha dado la profesora a nuestro aprendizaje”, agrega Macarena Teuer.

«El colegio tiene personas muy inteligentes y creo que este año, a pesar de todo lo que ha pasado, lo hemos demostrado. Aunque estemos en un año súper bajo, súper decaído, hemos salido adelante, tanto en el (torneo de) debate, como ahora en Ciencias.  Yo creo que todos tenemos el potencial para competir en algo, porque a todos nos gusta algo y a todos nos va bien en algo. Así que dejo invitado a cada alumno a competir y mostrar su conocimiento porque conozco su potencial”, concluye Ignacio Cerda.

Importante reflexión, sin duda. Les deseamos a quienes siguen en carrera el mayor éxito en lo que viene.