Nuestra Enfermería, clave en este nuevo contexto

por | 3 Dic, 2020

Erika Moya, enfermera de nuestro Colegio, es la encargada de liderar un tema que se ha vuelto clave durante este tiempo de pandemia, especialmente para llevar adelante el Plan de Regreso Seguro que se activó con la vuelta a clases presenciales. 

También de cara al próximo año, para el que nos estamos preparando de la mejor manera.

El desafío es estar listos para entregar atención oportuna frente a un accidente, o activar los protocolos ante síntomas de COVID o cualquier otra enfermedad. Así las cosas, durante la pandemia (pese al tiempo que el Colegio estuvo cerrado o con baja circulación de personas) el trabajo fue intenso en preparar una serie de aspectos; o en la coordinación con el Cesfam Apoquindo, para la vacunación escolar.

Los protocolos de nuestra Enfermería son una parte fundamental del diseño que implementó el Colegio para el Regreso Seguro. Erika explica que todo fue previsto con mucha antelación, lo que permitió contar con todos los insumos necesarios. Una de las medidas que destaca fue la implementación de una «Sala burbuja», para que los y las estudiantes con algún síntoma de COVID puedan ser aislados(as).

Pero no solo es importante estar bien preparados. Desde la enfermería destacan el compromiso que demostró la comunidad con los cuidados y prevenciones, durante el regreso presencial, especialmente el repeto por las medidas rutinarias como el lavado de manos, pasar por el pediluvio sanitario y tomarse la temperatura: «Hay mucha solidaridad entre el equipo de trabajo del colegio, estudiantes y los propios apoderados», destacó en este sentido.

Las clases ya terminaron, pero aún quedan algunas actividades en el Colegio, incluyendo actividades de capacitación y planificación de nuestros(as) profesionales. Nuestro equipo de salud no baja la guardia.