Cápsula Psico-orientación: «Expresemos Nuestras Emociones»

por | 29 Jul, 2020

El período que vivimos actualmente puede influir en nuestra forma de actuar, y en la comunicación con nuestras familias y amigos(as), provocando sentimientos negativos en nosotros mismos y en nuestro entorno. Para lidiar con esto, el equipo de Psico-orientación ha elaborado una nueva cápsula, con el fin de que podamos comunicarnos mejor, además de un entretenido juego que pueden realizar en familia, y que podrán descargar en la cápsula completa que se encuentra al final de esta página.

En esta oportunidad quisiéramos comenzar preguntándoles a niños/as y adultos/as:

¿Cuánto expresamos de lo que sentimos?

Lamentablemente, no estamos acostumbrados/as a expresar nuestras emociones en nuestra cotidianidad, tendemos a esconder lo que sentimos por diferentes motivos; nos han enseñado a mostrarnos fuertes y que el éxito se relaciona con lo racional.

Esto hace que nos eduquemos bajo la idea de que hablar de lo que sentimos nos convierte en personas débiles y menos eficientes o productivas. Es importante que nos detengamos a pensar en esto, por nuestro bienestar y por el de nuestros hijos e hijas. No queremos perpetuar esta forma de educación.

Pregúntate: ¿Qué ocurre cuando me doy el espacio para expresar cómo me siento?

Hablar de nuestras emociones y sentimientos nos hace entrar en contacto con nosotros/as mismos/as y valorarnos en nuestra totalidad, aceptándonos como personas con fortalezas y debilidades, lo que nos permite querernos – y que nos quieran- como seres auténticos/as e integrados/as.

Cuando me expreso, al mismo tiempo me vinculo con un otro/a, se produce un intercambio afectivo en el cual se genera un espacio de comprensión y de contención mutua.

En estos momentos de incertidumbre y angustia, el acto de expresar es una herramienta muy valiosa tanto para los adultos/as como para niños/as, dando la importancia que merece a nuestro mundo emocional sin prejuicios, tales como: “no puedo sentirme así»; “tengo que estar bien y poder hacer lo de siempre”; afirmaciones que nos llevan a negar nuestras emociones y a percibirnos de una manera fragmentada, pretendiendo sentirnos como “normalmente” nos sentimos, pese a que es absolutamente esperable estar afectados a nivel emocional y mental.

Dado el contexto actual, es normal que nuestros/as hijos/as nos demanden más tiempo, atención o afecto, ya que es su forma de pedirnos contención frente a emociones de inseguridad, miedo y angustia.

Es el momento entonces de vincularnos a través de la escucha, de expresar lo que estamos sintiendo, de mostrarnos vulnerables también con nuestros/as hijos/as, porque ello hace que nos vean más cercanos/as e íntegros/as.

Querida Comunidad, que esta condición de “encierro y confinamiento” tan necesaria que hoy nos toca vivir sea sólo física, pero no emocional. Hoy más que nunca, abramos las puertas de nuestro interior para expresar y sacar afuera todo lo que tenemos dentro.

 

Enlaces y Documentos

Descargue cápsula aquí
Cápsula "Tengo Miedo, Qué Hago?"
Cápsula "Motivándonos Para Aprender Cada Día Mejor"